LAS MEJORES ÉPOCAS PARA VISITAR SEVILLA




Las Setas, plaza de la Encarnación Sevilla.
Mi primera visita a Sevilla fue un junio de hace ya 26 años, en mi viaje de estudios de octavo de EGB. Vamos que ya llovió...

Lo pasé muy bien pero el calor por aquel entonces para mí era un auténtico desconocido. Porque yo iba de vacaciones a un pueblo de León, y hacía calor pero por las mañanas y las noches refrescaba. Nada que ver con Sevilla.


Si hubiera podido elegir el mes de la visita, hubiera venido en mayo lo tengo claro que para mí es el mejor mes para pasear por Sevilla. Para descubrir todos sus rincones y disfrutar de lo lindo de sus paisajes, de sus parques, de su alegría y de toda su Historia.

Evidentemente si hubiera leído por aquel entonces un post como éste, me hubiera servido de mucho. Por eso he decidido compartirlo contigo, para que elijas bien cuando venir. 

Si no tienes posibilidad de elegir porque tus vacaciones son cuando son, quiero que puedas saber lo que te espera.

Pero claro lo de mayo es muy subjetivo, porque yo soy yo y mis circunstancias. Quiero decir que mayo es bueno para mí, y no tiene por ende porque serlo para ti.

Así que voy a darte 4 pautas para que elijas cual es para ti la mejor época del año para visitar Sevilla. Por que cada uno tenemos intereses bien distintos. 



LAS CUATRO CLAVES PARA VISITAR SEVILLA SON:



(A) Lo primero es la salud, o eso me dice mi madre siempre. Aunque ella lo dice en otro contexto, porque a aventurera no le gana nadie. Yo como buena hija lo incluyo en el contexto que me parece.

Si eres de los que tienes alergia coge papel y apunta. Sevilla es una ciudad llena de vegetación con bastante polen, así que si sufres de alergia primaveral ten claro que si vienes ya sabes lo que hay. Puedes salir con mascarilla de cirujano, la capital hispalense es bastante cosmpolita nadie te va a mirar.

Si lo tuyo es la alergia a la humedad, por más que todo el mundo se cansé de decirte que Sevilla está en el Sur de España, y por eso tiene un clima seco, no les escuches. El clima seco está en las dos Castillas, Extremadura y Madrid; el resto de España tiene costa más o menos cercana.

Además Sevilla está a una hora de la playa, y da morada al río Guadalquivir. Los meses húmedos de Sevilla empiezan con las primeras lluvias del otoño sobre noviembre, diciembre, enero, y febrero.

Si tienes la tensión baja a lo bestia, evita venir en los meses de julio y agosto. Aprendí a llevar una caja de regaliz, y funciona muy bien. Pero el mejor médico de cada uno es uno mismo.



(B) Sevilla de fiesta. Aunque debo confesarte que es una ciudad muy rica culturalmente de esas en las que nunca te aburres, porque tiene una gran oferta de todo, todo y todo.

Si tu sueño es visitar Sevilla en plena fiesta. No debes perderte el ambiente de la archiconocida Feria de Abril para descubrir la alegría de vivir. Aunque se llama feria de abril, a veces cae en abril y otras en mayo.

Si quieres vivir la Semana Santa sevillana que es otra de las grandes fiestas que vive esta preciosa ciudad, te animo a que te armes de paciencia. Porque las calles del centro se llenan de tanta gente, que es una auténtica locura pero sarna con gusto no pica, ¿no?. El mes de la semana santa suele ser marzo y otros años en abril.

La verdad es que vivir la semana santa sevillana no tiene nada que ver con ser creyente o no. Es un acto lleno de emoción, de ganas de vivir algo extraordinario. Que emociona al más ateo, y llena de vida al más creyente.

Siento un gran respeto por él que vive la semana santa en Sevilla, soy de las que me emociono. Es muy grande poder ver la devoción fervorosa de los hermanos cofrades, y tener la suerte de escuchar una saeta. Sólo de recordarlo, las lágrimas recorren mi cara, y se me ponen los pelos de punta.


(C) Temporada hotelera. Debo decir que Sevilla no es una ciudad barata en cuanto alojamientos ni siquiera en su temporada baja. Si se quiere un hotel de cuatro estrellas en el centro, hay que pagarlo.

La temporada alta es abril, mayo, septiembre y octubre. De esta temporada eligiría sin dudarlo mayo. 

Como bien te apunté a principio de este post mi mejor mes para descubrir Sevilla es mayo. Porque hace una temperatura agradable, y puede ser que coincida con la Feria de Abril, que para mí es la fiesta por excelencia para disfrutar de Sevilla con los amigos.

La temporada media son los siguientes meses marzo, junio y noviembre. De la media me quedaría con la primera quincena de junio por su proximidad a mayo puede ser que no haga calores excesivos, es un mes sin humedad ni polen. Y se puede visitar Sevilla y disfrutar a tope. 

Y la primera quincena de noviembre no suele hacer frío, y probablemente no haya precipitaciones excesivas. Aunque es un mes otoñal suele hacer una temperatura bastante agradable, más o menos unos 22 grados hacia la mitad del día. No suele haber una humedad muy alta. Y suele coincidir con el Festival de cine europeo de Sevilla que es bastante interesante.

La temporada baja son enero, febrero, julio, agosto y diciembre. Sin dudarlo me quedaría con la primera quincena de diciembre. Hay años que suele hacer una temperatura muy aceptable. 

Se pueden ver los mercados navideños como el de artesanía que se pone al lado de la Catedral. Que es una auténtica virguería en cuanto a las figuras navideñas realizadas a mano. Me emociono de sólo recordarlo, son preciosas.


(D) El tiempo. Sí créeme es bastante importante fijarse en el tiempo. Porque te dirán que aquí no llueve nunca, que en Sevilla hace siempre sol, y que hace mucho calor. Pues quizás se lleve algo de razón.

Te voy a desgranar el tiempo de Sevilla para que lo entiendas, y no te lleves sustos inesperados, ni equivocaciones absurdas.

La verdad es que en Sevilla lo que se dice llover no suele hacerlo. O al menos como lo puede entender alguien del cantábrico. Porque aquí literalmente diluvia como si no hubiera un mañana. Y luego descampa, y sale el sol y listo.

Los meses con regalo kinder de lluvia suelen ser las segunda quincena de noviembre, diciembre, enero y febrero. No llueve todo el día, ni suele llover una semana seguida. Y por lo tanto son meses húmedos con una humedad algunos días del 95% o del 100%. Tenlo presente.

En Sevilla suele hacer sol siempre. Pues porque hasta los días lluviosos como no llueve todo el día, en algún momento las nubes se abren y nos saluda el sol. Por ejemplo este mes de noviembre esta ocurriendo eso, llueve un rato y para y sale el sol. Vamos Sevilla no es Londres.

Hace siempre calor, pues no. Los meses que hace calor agobiante son los meses de julio y agosto. Y aún así Sevilla es visitable, porque sólo hay algunos días en las que el termométro no baja de 26 grados a las doce de la noche. En general hace calor pero se puede aguantar.

Así que si no quieres días lluviosos no visites Sevilla en noviembre, diciembre, enero y febrero.Si no soportas la humedad olvídate de venir en esos meses.

Si no te gusta el frío no vengas en enero, febrero y marzo; porque las temperaturas son las más bajas del año por lo general.

Si tu aguante máximo de calor son unos 30 grados, no visites Sevilla en junio, ni en julio, ni en agosto.

Los mejores meses  para visitar Sevilla a grandes rasgos son abril, mayo, septiembre y octubre, que son los que coinciden con la temporada alta del alojamiento en Sevilla.

¿Qué mes te resulta más atractivo para realizar tu visita a Sevilla? ¿Cuándo podrás visitar realmente Sevilla?

6 comentarios

  1. A mí me gustaría ir en mayo o junio y, al contrario que la mayoría de la gente, quiero huir de la feria porque se pone hasta los topes de gente y no me gustan nada las aglomeraciones. Rarita que es una. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      te entiendo perfectamente, a mi las aglomeraciones tampoco me van mucho. Pero en ese sentido Semana Santa es mucho peor.

      Gracias por pasarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La mejor fecha para visitar Sevilla es... SIEMPRE.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí Juan, Sevillano siempre es una buena opción porque es preciosa siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Bien lo sabe tu madre jajaja es que en Sevilla menudo calor puede llegar a hacer... ¡uf! Este verano estuve allí a 44º al sol, me quería morir. Pero vamos, que eso no quieta que sea un lugar estupendo:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Holden,

      debo decir que 44 grados al sol cuando uno se acostumbra se lleva bien. Claro que nada mejor que ir por la sombra. Pero es un poco duro sino se está acostumbrado.

      Sí es cierto es un lugar estupendo...

      Saludos.

      Eliminar

Gracias por tu comentario. Este blog crece y mejora con ellos. ¡Feliz estancia en Sevilla!

Back to Top